ABURRID@

Cuando reviso mi cuenta de twitter, me doy cuenta del ánimo de muchos de ustedes, hay una gran cantidad de mensajes que revelan “aburrimiento”. Verdaderamente no saben qué hacer con su tiempo y envían mensajes como: stoy kNsad@ X n tner nad q hacer!! Traducción: Estoy cansado(a) por no tener nada que hacer!!

En ese momento recuerdo un hermoso pensamiento que aquí comparto contigo:

“En Ti confío, mi Jesús; espero que me enseñes a vivir como Tú; es preciso sufrir, padecer sin descanso, sin consuelo, sin ver el fruto de cuanto por las almas haga; quiero Señor, quiero.”                                    S.D. MADRE MARÍA AMADA

Muchas almas se están perdiendo en el ciberespacio, cantidad de jóvenes están aburridos, sin sentido. No se dan cuenta que tienen un gran tesoro, si se acercaran al Corazón de Jesús y de María.

No podemos negar que la sociedad de hoy nos lleva a vivir como seres perdidos en medio de las masas y tal vez por eso sea el SIN sentido de pertenencia de muchos de nuestros jóvenes, todo ser humano tiene necesidad de sentirse amado, de ser  parte de otro, de ser importante en la vida de otras personas o formar parte de un grupo en donde su ser tenga y cobre sentido. De ahí que el seguimiento de Cristo o la pertenencia de nuestra vida a Cristo sea lo que le da el SENTIDO por excelencia a cada una de nuestras palabras, pensamientos, decisiones y a todo nuestro ser.

Ojalá muchos de nosotros nos atrevamos a adentrarnos en el Corazón de Cristo, a experimentar ese amor que no tiene límites y que va más allá de ser UNO MAS, en Cristo somos únicos, especialmente amados por su Corazón, tomados en cuenta como personas y con una gran familia en torno a Cristo que vive solo para Él y en Él, para amarle y hacer que muchos más también le amen y entreguen sus vidas. Cristo mismo hizo suyo este estilo de vida en donde el amor le dio sentido a todo lo que realizó: “No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos” (Jn. 14, 13).

Solo quien vive entregado por amor y en AMOR vivirá en plenitud su vida y no será uno más de los miles de aburridos en el mundo… ¿Te atreves a dejar de estar aburrid@, a entregar tu vida, todo lo que eres y haces para ser parte del gran proyecto de Amor del Corazón de Cristo, sirviendo a los más pobres y necesitados?

Qué maravilloso sería escuchar en la voz de tantos jóvenes y en el mismo Twitter: ¡¡QUIERO SEÑOR, QUIERO!!

DEJARLO TODO

¿Te preocupa el color de tu cabello?, ¿aún no eres un “tuistar”?, ¿después de ver series, películas sigues con ese vacío inexplicable?, ¿tu vida depende de las redes sociales?, ¿sientes que en vacaciones sólo pierdes el tiempo?, ¿no te gusta nada porque no sabes lo que quieres?…

Si tu respuesta fue sí a alguna de estas preguntas, es muy probable que estés viviendo un momento de crisis, nada te satisface y nada te llena.

Ten mucho cuidado, sino descubres a tiempo que la vida es mucho más que apariencia vivirás siempre con el vacío por el resto de tus días.

Encontrar el sentido de tu vida no es difícil, lo verdaderamente complicado es decidirse; enfrentar el reto que cambiará no sólo nuestras vidas, sino las vidas de las personas que nos rodean. Estoy hablando de amor, pero no del amor de “apariencia”, es el amor que mueve al mundo con acciones, con verdadera voluntad, es amar al prójimo y escuchar por primera vez el llamado a servir al mundo.

“Déjalo todo y sígueme.” Marcos 10-21

Cuando dejes que Dios toque tu corazón comenzarás a ver y a disfrutar la vida de manera diferente, las cosas del mundo dejarán de ser tan importantes y las cosas espirituales le darán una nueva claridad a tu mundo.

Ya te preguntaste: ¿Qué quiere Dios de mí?

Es tiempo de que  reflexiones y respondas de frente, sin miedo, si tu vocación es ser Sacerdote, Religiosa, Misionero, Laico comprometido o está en el Matrimonio.

Decídete, inicia tu búsqueda del verdadero amor en el conocimiento de Dios, cambia para que verdaderamente haya una evolución en ti.  Se trata de encontrar la vocación que te hará inmensamente feliz, es tu entrega sin límites.

Muchas personas te estamos esperando, tienes un don especial, no tardes en responder.

¿Cuánto más vas a esperar?… Tómalo en serio, es tu VOCACIÓN.