MÚSICOS EVANGELIZADORES DE TIEMPO COMPLETO

Hoy quiero compartir un tema complejo y con muchas aristas, lo haré desde mi experiencia y muy humilde punto de vista, se trata de los MÚSICOS EVANGELIZADORES DE TIEMPO COMPLETO.

Ellos se definen así porque su única actividad es cantarle a Dios, van de concierto en concierto y de retiro en retiro y así transcurre su vida.

1

He conversado con algunos de ellos y me he dado cuenta de algo muy importante, algunos evaden sus verdaderas responsabilidades.

De ninguna manera quiero escandalizar a nadie con este tema, pero muchos compañeros que se dedican abiertamente a cantarle a Dios de tiempo completo ni siquiera cursaron la educación básica, no porque esto sea un problema, Jesús eligió a los más sencillos y menos preparados como sus seguidores y amigos, pero cada uno de ellos perseveró, cambiaron y la responsabilidad encomendada por el Maestro Jesús se llevó a cabo; el verdadero problema con mis compañeros de tiempo completo radica en haber dejado de su responsabilidad.

Eso se puede ver por los verdaderos fines que persiguen, no trabajan en ningún lado, no les preocupa ni se ocupan de su entorno social, aparentemente su vida está resuelta por la Divina Providencia, en el fondo evaden sus deberes.

2

Hay un sin fin de justificaciones para decidirse por el camino de ser músico evangelizador de tiempo completo, la unción, la bendición, el talento, el llamado; sin embargo, lo que he visto con algunos de ellos no me convence, lo expreso con franqueza.

Seguir a Dios es ser responsable, con nuestra vida, con nuestro entorno y en todo momento. He conocido a músicos que dejan sus países, su preparación y su responsabilidad con los suyos. No estoy cuestionando el plan de Nuestro Señor en la vida de cada uno, estoy puntualizando que muchos hermanos músicos no están sirviendo a Dios, se están sirviendo de Él.

Por eso mi comentario y aclaro, más de quince años en este caminar y Dios no me ha permitido ser músico de tiempo completo.

Por eso cuando tengo la oportunidad de compartir con jóvenes que quieren dedicarse de tiempo completo les hago esta sencilla reflexión.

Ser músico para Dios es ser responsable… ¿Estás dispuesto?
Es ser sincero con lo que se quiere… ¿Qué buscas en realidad?
Es ir descubriendo su plan en nuestras vidas… ¿Conoces todos los talentos que tienes?
Ser músico para Dios nos permite adentrarnos en su conocimiento…
Él es quien nos marque el tiempo.

Trabajen, sigan estudiando, nunca dejen de preparase, den su mejor esfuerzo en todo momento, busquen la excelencia en todo lo que realicen porque es Dios quien merece lo mejor de nosotros.

Aprender es parte de nuestra esencia, no desaprovechen la oportunidad que Nuestro Padre Celestial nos ha dado.

Un día se acercó a mi una joven y me dijo, estoy dispuesta a dejar mi trabajo para seguir a Dios por medio de la música. Le expliqué, que evaluará su decisión, tenía un trabajo estable, además era un buen elemento en la compañía. Le dije que podía adaptar sus horarios con el trabajo Pastoral, en fin, traté de que viera lo importante que era crecer en los dos aspectos, en el social y en el espiritual.

Ella eligió y las cosas no salieron bien, hoy está joven, perdió su trabajo y dejó de cantar para Dios, vive desilusionada.

Alguien me dirá: – Rafa, Dios pide que lo dejemos todo.

Estoy de acuerdo, si de verdad quieres dejarlo todo, entonces porque no te decides por la vocación de la vida consagrada, me refiero a que si el llamado es fuerte, pues entonces no lo límites siendo músico de tiempo completo. Sé sacerdote, religiosa y entrega tu vida de tiempo completo a Dios.

Les dije que era un tema difícil, no se trata de una fórmula que nos dará un resultado si la llevamos a cabo, pero quien quiera aspirar a ser músico Evangelizador de tiempo completo, debe estar bien cimentado, debe aprender a escuchar la voz de Dios y estar atento a sus signos.

Si sientes el llamado de hacer música para Dios, tal vez sea el inicio de una vocación.

¿Hasta qué punto quieres dejarlo todo?
¿Estás seguro que tu llamado es de Dios o tal vez es una inquietud personal?

Recuerda que la música eleva el espíritu y tal vez haya sido el amor de Nuestro Padre Celestial quien por medio de la música te está llamando a servir y a darle sentido a tu vida.

3

Advertisements

EL TIEMPO DE DIOS ES MEJOR

Muchas veces queremos hacer las cosas a nuestra manera y a nuestro tiempo, olvidando que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros; sin embargo, la paciencia de los músicos muchas veces es un COMPÁS que no sabemos EJECUTAR.

 
He tenido la oportunidad de conocer a grupos corales que por la premura de tener un disco y ofrecerlo a la venta, lo graban de forma muy casera y sin ningún estándar de calidad. No quiero decir que eso esté mal, lo que deseo expresar es que estos grupos no saben esperar.
 
Imagen
 
Lo que realmente quieren hacer es una “maqueta” la cual tiene fines de registro interno, tal vez es un ensayo y esa grabación no es para venta al público.
 
La verdad es que la “maqueta” es lo que están ofreciendo a la venta y por apresurar las cosas no esperan el tiempo suficiente para entrar a estudio, ajustar los arreglos, evolucionar la técnica, en fin… 
 
Por la falta de paciencia y quererlo hacer a su tiempo, hacen a un lado el tiempo de Dios.
 
Por el contrario, he tenido la oportunidad de escuchar material en el que se nota el cuidado, la paciencia y sobre todo la evolución espiritual de cada canto; hay una técnica refinada y se percibe que Dios bendice porque todo tuvo su tiempo.
 
Debemos estar pendientes a las señales de Dios y a sus signos, nunca debemos desesperarnos porque la paciencia como virtud nos permitirá crecer y no estancarnos como mucho músicos creen equivocadamente.
 
Imagen
 
 
También están los que han esperado tanto tiempo y aún no se animan a hacer nada, tampoco es el caso; recuerden que por los talentos que se nos han confiado se nos pedirán cuentas. 
 
Así que debemos descubrir a tiempo el plan y el tiempo que Dios tiene para cada uno de nosotros.
 
¿Cómo puedes saber si lo que estás haciendo está en el tiempo de Dios? Es muy sencillo y pongan mucha atención grupos parroquiales que quieren grabar o músicos evangelizadores.
 
TODO COMENZARÁ A FLUÍR SIN PROBLEMAS
 
Las cosas simplemente comienzan a suceder cuando es en el tiempo de Dios, te sorprenderías si de verdad dejarás en sus manos tus planes.
 
Todo se facilita, los problemas se resuelven de manera casi inmediata, es más, si nunca has estado en un estudio de grabación olvidarás los nervios que esto implica y en las primeras tomas quedará el canto.
 
Los músicos católicos tienen una particularidad, no quiero decir que todos seamos así, pero sí una gran parte nos representa.
 
Los músicos litúrgicos:
 
– Cantan misas sin ningún conocimiento de la liturgia.
– Tocan los cantos de la Celebración Eucarística sin conocer los acordes.
– Cantan la misa y nunca han tomado una clase de canto.
 
Los músicos Evangelizadores:
 
– Ofrecen conciertos sin ninguna preparación espiritual.
– No tienen conocimiento musical formal, todo es de “oído”.
– La oración personal no es una prioridad en su vida.
 
Me pregunto: ¿Con las actitudes anteriores estaremos llevando a cabo nuestro Ministerio en el tiempo de Dios?
Probablemente todo lo que hayamos hecho hasta ahora se trate únicamente de un capricho personal para disfrazar nuestra vanidad.
 
Es un tema que cada quien debe aclarar en oración y frente a Dios, es urgente y necesario ser músicos que estemos llevando el TEMPO con PRECISIÓN y que sea Nuestro Señor quien lleve la batuta y dirección de esta gran orquesta; para ser una hermosa pieza, a veces debemos tocar SUAVE, a veces FORTE y en algunas ocasiones hacer SILENCIO.
 
Recuerden que siempre en el TIEMPO DE DIOS ES MEJOR. 
 
Los espero la próxima semana en este espacio dedicado a crecer y a perseverar en la música espiritual.

PRÁCTICA VS IMPROVISACIÓN

la foto

Cuántas veces he escuchado decir a algunos compañeros antes de salir a compartir la siguiente frase:  -COMO DIOS QUIERA QUE SALGA.
 
Con esto me doy cuenta que el Ministerio no es tomado en serio, hay poco compromiso y que todo se lo están dejado a Dios. ¿Dónde quedó la práctica? ¿Verdaderamente se prepararon a fondo para ese momento? ¿Creen más en la improvisación que en la práctica?
 
La práctica es necesaria en todas las disciplinas, y por supuesto también para la música, es la preparación la que nos da seguridad. Es lamentable que en nuestra Iglesia no se valore la importancia de ensayar, lo comento de esta forma porque muchos coros parroquiales no logran reunirse como mínimo una vez por semana para ensayar los cantos de la misa o ponerse de acuerdo con el sacerdote para la celebración eucarística.
 
Siempre hay pretextos para evitar ir a un ensayo, que si – Tengo examen o – No me dieron permiso en el trabajo, en fin; quien no quiere ir a un ensayo muestra su falta de interés, por el contrario quien sí quiere ir encontrará todas las soluciones para asistir.
 
¿Cuánto tiempo practicas con tu instrumento? ¿Cuánto tiempo dedicas a ensayar tu voz?
 
Recuerdo la anécdota de un nadador mundialmente famoso, en una entrevista le preguntó la reportera: – ¿Cuánto tiempo practicas? A lo que el nadador respondió: – Ocho horas. La reportera le dijo: ¿Entrenas ocho horas por semana? Y él contestó: – Ocho horas diarias.
 
Estoy seguro que muchos hermanos y hermanas que cantan para Dios no practican lo suficiente, eso se nota en el momento de compartir; denotan una falta de seguridad.
 
Por eso quiero compartir contigo que sí estás en el grupo parroquial comienza a tener la disciplina de ensayar con el coro, a lo mejor al inicio irán pocos, pero conforme vayan avanzando y valoren lo necesario y vital que es practicar poco a poco lo irán asumiendo.
 
Si eres cantante evangelizador, te sugiero que practiques con tu grupo o con tu instrumento como mínimo dos horas diarias, sin interrupciones; recuerda que la práctica pulirá tu estilo.
 
Nuestra Iglesia necesita músicos comprometidos que dejen de IMPROVISAR, sinceramente eso se nota en las misas y en los conciertos, hoy nuestros tiempos requieren a músicos comprometidos y entregados y preparados.
 
Les comparto algunas frases que me inspiró este tema:
 
“En los ensayos se transpira, porque hay poco espacio para la IMPROVISACIÓN”. 
 
“En la práctica diaria la IMPROVISACIÓN se convierte en CREATIVIDAD”.
 
“Deja de IMPROVISAR y comienza a PRACTICAR”.
 
Cuentan que en una ocasión preguntaron a Winston Churchill, famoso por su fina oratoria y por sus discursos encendidos y geniales, cómo hacía para improvisar de una manera tan magistral –de hecho las improvisaciones de Churchill quedaron para siempre en el salón de la fama de los mejores oradores–, y su respuesta fue: “es porque dedico mucho tiempo a preparar mis improvisaciones”. 
 
Si de verdad quieres compartir todo tu potencial musical y ponerlo al servicio de Dios, debes tomar en serio la práctica y ensayar a conciencia.