LA ERA DE LA HUMILDAD

“La humildad es una de las lecciones que nos está enseñando este virus”.

La humanidad entera nos estamos dando cuenta de lo que realmente es importante.

En estos días de aislamiento, hemos dejado de aparentar y de ofrecer esa “falsa imagen” a los demás, para mostrarnos sinceros, sin esa envoltura innecesaria, de forma natural dejamos de competir unos con otros y de mostrarnos superiores a los demás.

Jamás hubiéramos pensado que las grandes cadenas televisivas estuvieran transmitiendo sus noticias desde las casas de los conductores, empleando sus propios teléfonos celulares, la tecnología y la parafernalia se deja de lado para dar importancia al contenido.

Las reuniones de trabajo se realizan desde los hogares de los colaboradores, entrando a espacios privados y en donde el ruido de los niños y sus gritos son parte de la junta.

Las fiestas infantiles ahora son tan sencillas, sin invitados y sin ese glamour del que estábamos acostumbrados, hoy es suficiente un pastel, algunas velas y la presencia de los más cercanos.

Vivíamos con la ilusión del control, con esa tendencia de que podíamos dominarlo todo. Cara a cara con nuestra imagen en el espejo de esta crisis no queda otra que volver a la humildad, a la modestia, a la alegría de las cosas pequeñas.

Repentinamente dejamos los pensamientos como: ¿Qué pensarán los demás? Para preguntarnos ¿qué estoy haciendo para ayudar a los demás?

Hemos dejado las apariencias para comenzar una nueva etapa, la era de la humildad. Nos duele el dolor ajeno, comenzamos a tener miedo y dejamos de creer que la muerte era algo lejano, nos preocupa que algún familiar o amigo pueda contagiarse, en su gran mayoría nos solidarizamos con los necesitados y procuramos ayudarnos, aunque sea quedándonos en casa.

El valor de una oración, la tranquilidad en nuestra vida, la paz de nuestro hogar, el alimento de todos los días, en las más pequeñas cosas ahí está la humildad.

Este virus nos está enseñando a reconocer el valor de lo cotidiano, indudablemente el orgullo nos hace artificiales y la humildad nos hace reales.

SER PAPÁ

Un día simplemente lo eres, te enfrentas a una hermosa y temeraria realidad. La vida te cambia todo, porque ahora eres el todo de alguien que espera, cree y te observa con amor. La paternidad es un regalo de Dios y solo aquellos que hemos recibido el don inmerecido de colaborar en la creación, comprendemos que no hay manual, ni instructivo alguno; simplemente nos vemos en ese momento del camino siendo PAPÁ.

Nacemos hijos y luego somos padres, espiral que nos recuerda que la vida es, sigue y será. Hoy mis hijos me ven como un día miré a mi padre y esos sentimientos que jamás se olvidan me hacen pensar en el significado de la palabra PAPÁ, en lo que me convertí.

No hay marcha atrás, no hay forma de regresar, una vez papá, siempre lo serás. Algunos hombres tiemblan tan solo de pensarlo, pero nunca se está preparado para la paternidad.

Se aprende a SER PAPÁ desde el momento de la gestación, se continúa con el nacimientos y crecimiento de los hijos. Estoy seguro que cuando dejamos de existir en el plano espiritual aún seguimos ocupándonos de nuestros hijos, por lo menos yo sí tengo la firme intención de hacerlo, no es preocupación, es amor que no conoce límites.

Hoy con certeza les digo a mis hijos que no dejen de tener fe, que nunca dejen de soñar y que crean con la fuerza de la inocencia. Un día, si Dios bendice, sabrán lo que es ser padres y entenderán esta reflexión a plenitud.

Agradezco a mi Padre Celestial por darme el regalo más grande SER PAPÁ y que mi oración llegue hasta la eternidad donde está el mío.

SER PAPÁ es la mejor experiencia de la vida.

TRADICIÓN CONTRA EMERGENCIA SANITARIA

La tradición se impuso en esta emergencia sanitaria. Para comprender esto, es importante aclarar la costumbre que se tiene en estos días santos.Para muchos mexicanos Semana Santa es sinónimo de unión familiar, una gran mayoría asisten a los oficios litúrgicos y para otros es tiempo de vacaciones y a la hora de la comida se acostumbra pescado y mariscos. Como estamos en cuarentena, se han seguidos las recomendaciones de permanecer en casa, pero la “comida es la comida” y para los días santos no iba a ser la excepción.

El segundo mercado más grande de pescados y mariscos en el mundo después de Japón, es “La viga” estos días se ignoraron todas las reglas de la contingencia y la sana distancia ante el riesgo de contagio, ese lugar lució con una enorme concentración de personas y con venta en la vía pública, puestos ambulantes y miles de personas sin protección alguna, por una razón: había que comer lo tradicional.

Las personas abarrotaron el mercado de “La Viga” para comer pescado y mariscos estos días santos, se ignoraron las recomendaciones, se impuso la tradición por sobre la recomendación. Por cierto, dos días después de todo esto cerraron algunos lugares, sin embargo, el mal ya estaba hecho.

Es muy importante el sentido común en este momento y es que a mayor exposición aumenta la posibilidad de contagio, las cifras mundiales siguen incrementándose y en México se espera en unos días lo más complicado, pero si seguimos comportándonos así, de muy poco va a servir cualquier acción sanitaria.

Aún se ven personas realizando actividades al aire libre y como si no pasara nada, la incredulidad sigue siendo la constante en algunos sectores de la población.

Finalmente, hay acciones que valen la pena reconocer y se trata de una enfermera quien vive en Tijuana que decidió dormir en su auto mientras dura la cuarentena para evitar contagiar a su familia (cuatro hijos y esposo).

Indudablemente hay de todo en este tiempo, así que una vez más debemos tener presente la recomendación que salva vidas: ¡Quédense en casa!

LA SONRISA DE MAMÁ

La sonrisa de mamá que me daba confianza, me decía tanto con sólo mirarla, me formó como ser humano y que ahora en momentos complicados vuelve a mí esa manera tan hermosa de decir tantas cosas con tan sólo sonreír.

Hoy cumplirías un año más de vida, te hubiera llamado como tantos años lo hice y escucharías las mañanitas cantadas por mí y ahora con las vocecitas de tus nietos. Te hubiera visitado y nos hubiéramos reunido para celebrar con un pastel y darte un abrazo enorme, fuerte y bien sentido.

Hoy no puede ser así, hace cuatro años que esta celebración cambió desde tu partida y mi hermana y yo nos acordamos de la fecha y de lo que vivimos en cada cumpleaños.

Recordamos tú alegría y esa sonrisa que llenaba el alma, que siempre nos alentaba a creer que las cosas podrían ser mejores, sin importar lo difícil que parecieran. Hoy quiero recordar tú sonrisa mamá, en estos momentos en que todo parece difícil, en estos tiempos de coronavirus en donde el miedo acecha a la puerta de todos.

Mami, hoy te recuerdo especialmente con amor por todo lo que nos enseñaste, por el ejemplo de vida y por superar todas las dificultades con una sonrisa, esa que daba esperanza y alegría.

Un año más sin ti y entre muchas cosas extraño tu sonrisa, en los momentos oscuros de mi vida.

Mis oraciones para ti mamá.

SOLIDARIDAD SIN POLÍTICA

En todo el territorio mexicano ya entramos a la fase 2 de contingencia sanitaria, aunque sigo teniendo la impresión de que las autoridades se mantienen tibias, justifican con frases como: “Todo a su tiempo”.

Estoy convencido de que la repercusión de este virus es económica y que nuestro país no está en condiciones de un primer mundo para tomar decisiones radicales. Tengo la extraña sensación de que están postergando el paro total de actividades y es que para la economía mexicana (según expertos) esta no soportaría un embiste de esta magnitud, enviar a todos a sus casas es impensable para algunos negocios que “sobreviven”, aunque reflexiono y de acuerdo a las mediciones de crecimiento antes del coronavirus, estábamos en cero, así que no entiendo ¿Por qué la postura de no tomar las medidas necesarias si este país no está en crecimiento?

Se sigue invitando a la población para que, de acuerdo a su criterio, permanezcan a distancia, se sugiere tomar la iniciativa de mantenerse en casa. No quieren que suene dictatorial, a reglamento, a imposición, triste, pero en México esa es la manera en que estamos haciendo frente al Covid-19 con la fórmula: “Te lo digo Pedro para que lo entiendas Juan”.

Y así con imprecisiones y con palabras “suaves”, sin que ofendan a nadie, sin que causen un malestar se invita a que la población tenga una sana distancia.

Muy diferente a lo que está sucediendo en otros países, donde se multa y donde la ley debe ser respetada, donde no hay cabida a interpretaciones. Por seguridad se restringe y limita, pero con el objetivo de frenar el contagio en la población ¡Vaya que si es buena razón!

No hay criterios claros, cada político y gobernador quieren demostrar su manejo de la situación para beneficiarse y para externar su punto de vista invalidando el de los demás, de manera que en este momento la cúpula política ni siquiera se ha coordinado (que tampoco es nada nuevo) para tomar acciones conjuntas y en beneficio de los mexicanos.

Unidos somos más, hablemos de esta pandemia con las palabras que se necesitan emplear, seamos claros sin crear paranoias ni caos, confrontemos esta situación, hagamos conciencia y entendamos que si acatamos y seguimos recomendaciones tendremos más oportunidad de detener este virus. A un lado la política y por primera vez sin partidos, sin banderas, seamos un México unido frente a un problema mundial.

PUÑO SOLIDARIO

INVISIBLE NO INVENCIBLE

Me enfrentas a mis miedos,

me pones frente a la muerte.

Por ti he vuelto a pensar en la vida,

he dejado de ser indolente.

 

No sé contra quien lucho,

ni siquiera puedo verte.

Es momento de unir fuerzas,

y con nuestras vidas detenerte.

 

Resisto, permanezco alerta,

no dejaré de hacerte frente.

Me defenderé con uñas y dientes,

porque soy valiente.

 

En silencio pretendes ganar,

te mueves de forma invisible.

por adelantado te quisiste coronar,

grave error, no eres invencible.

 

Virus de muerte, ya perdiste la partida,

Virus de muerte, siempre encontrarás vida.

Autor: Rafa Salomón.

COVID19

ESTAMOS ENOJADOS

Ninguno de los dos quiere hablar, nos ignoramos y sinceramente nadie quiere dar el primer paso para solucionar este conflicto que nos causa tanto malestar. Cuando estoy junto a ti, siento unas ganas enormes de descargar tanta furia acumulada y gritarte que esta situación ¡Fue por tu culpa!

Lo narrado anteriormente resulta para algunas parejas algo frecuente, llegando a experimentar en ambos una molestia que termina en un silencio muy incómodo, donde cada parte quiere tener la razón.


¿Hasta dónde hay que soportar? ¿Quién debe doblegarse y ceder? ¿Ganará quien demuestre supremacía?


En este espacio S.O.S AL RESCATE DE TU MATRIMONIO queremos ofrecerte ayuda real para que tu matrimonio alcance un nivel de plenitud; por eso te diré, que si sigues cuestionándote quién tiene la razón cada vez que se enojan estarán tomando el camino equivocado.


El enojo que están viviendo tiene un origen y éste se encuentra muy atrás, ya que uno de los dos ha estado imponiendo su voluntad (consciente o inconscientemente) una de las dos partes ha permitido y tolerado que las diferentes acciones vayan en una sola dirección; es decir, se está viviendo una imposición sin espacio para la negociación.


La pareja ha llegado a un punto donde uno de los dos está sintiendo la falta de valía, se han acumulado palabras, acciones y actitudes, de manera que la respuesta de poner límites es enojándose, se trata de la incapacidad para abordar la problemática, que si bien es cierto, a estas alturas de la relación ya es tan compleja que cuesta mucho comprender el verdadero motivo por el que detonó el enojo.


La razón es querer poner límites, porque desde hace algún tiempo las cosas y decisiones se están tomando de manera unilateral, la verdadera discusión y lo que origina el enojo está ahí.


¿Qué hacer entonces cuando estamos enojados? Lo primero es tratar de identificar mí enojo, encontrar las causas que originan la molestia en mí, recordar los hechos pasados y entonces emplear un diálogo respetuoso y sincero, externar la razón por la que he decidido sentirme así.


Un ejemplo para comunicarlo:
-Me molesta cómo pides las cosas, te pido de favor te escuches y cambies la forma de decirlo.


Evitar:
-¡Ya vas a empezar como siempre!


Cada vez que la pareja se enoja, deja claro que tiene heridas emocionales, falta de reconocimiento y temas pendientes por resolver que se han transformado en silencio.

El enojo expresa la urgencia de poner límites y es la oportunidad de establecer nuevas pautas para vivir en pareja.

Gracias por comentar y compartir este blog, tal vez sea la tabla de salvación para algún matrimonio que está enojado.

AUDIO TALLERES PARA CRECER

Es necesario tener herramientas y recursos para comprender las circunstancias que todos los seres humanos tendremos que afrontar en algún momento de nuestras vidas. Muchas personas evitan ciertos temas por falta de conocimiento y miedo.

Para ello se requiere tener apertura y contar con elementos que ayuden al diálogo y atender los temas vitales y de importancia humana.

Aceptar la pérdida de un ser querido, entender el perdón desde lo más profundo, dar los primeros pasos para salir de la depresión, son sólo algunos temas que puedes adquirir en formato de audio y llevarlos en tu WhatsApp.

Escucharlos cuando y donde quieras son algunas de las ventajas que tendrás, además del bajo costo de inversión que tienen.

Todos los audio talleres están desarrollados con la finalidad de ofrecer una transformación verdadera y gradual para quienes los escuchan, formando y ofreciendo recursos reales para acompañar los procesos de manera clara, sencilla y humanizadora.

Más de quince años avalan el conocimiento y la experiencia del Lic. Rafael Salomón en el ámbito emocional y afectivo.

No dejes pasar esta oportunidad, aprende y fórmate, solicita los diferentes materiales al Whatsapp 5514528874 (Ciudad de México)

IMAGEN TALLERES

MI POSTURA ESTE 9 DE MARZO

Apoyo a las mujeres porque ninguna merece ser violentada, se deben detener las agresiones hacia ellas en todos los sentidos, física y verbalmente. Es urgente hacer algo para que ninguna camine por las calles con miedo, cuando vaya sola sienta miedo o aun en su casa viva con miedo.

Apoyo a las mujeres que de manera inteligente han decidido manifestarse pacíficamente y dejar de ir a sus lugares de trabajo para visibilizar la gran importancia de todas sus labores en la sociedad.

Apoyo a las mujeres que ese día irán a trabajar como lo hacen cualquier día para ganarse el sustento de manera honrada, respetando sus condiciones y convicciones, seguro estoy que su manifestación será cumpliendo con sus deberes y en total desacuerdo por la violencia en nuestro país.

No podemos seguir haciendo silencio o mirando hacia otro lado, es una realidad que duele, debemos hablar de este tema y dejar que las estadísticas nos sigan mostrando que de manera alarmante las violaciones, secuestros, vejaciones en niñas, adolescentes y mujeres adultas van en aumento.

Hablemos de educación y respeto hacia las mujeres, con hombres, niños, jóvenes y adultos. Todos somos parte del problema y la respuesta está en nosotros mismos como sociedad, sin polarizar, sin poner una bandera, sin violencia.

Dignidad, respeto, cultura y cuidado, dejemos los hombres de sexualizar y erotizar el cuerpo de la mujer, su valía por lo que son.

Que los medios de comunicación y campañas dejen de hacer una apología por la belleza superficial, que desistan de exaltar sus atributos, alto a la forma sugerente y sugestiva femenina para ofrecer productos, repito: dignidad, respeto, cultura y cuidado hacia todas las mujeres.

Denuncia y justicia, nadie debe quedar impune, ningún hombre o mujer que hayan participado o participen en cualquier tipo de acto violento contra ninguna mujer. Eso nos corresponde a todos que se haga valer.

¿Qué es un tema político? ¡Por supuesto! Y que no “tiemble la mano” de las autoridades para enfrentar esta realidad. ¿Que es un tema gubernamental? ¡Indudablemente! Es seguridad nacional, están en peligro todas las mujeres y eso no es pecata minuta, debemos unirnos como sociedad, enfrentarlo con seriedad, valentía y rigor.

Este 9 de marzo y como cada día de mi vida, apoyaré a las mujeres.

POSTER UN DÍA SIN NOSOTRAS

NO ESTOY EN VENTA

Aside

Hablemos de trata, es la esclavitud moderna, es el dolor de miles de seres humanos que han perdido todo, incluída su dignidad.

La trata de personas es una actividad que deja millones de dólares como ganancia después del narcotráfico.

Mafias y muerte envuelven este negocio, se emplean estrategias tan inhumanas como la perversidad e imaginación de algunos seres humanos que son movidos por avaricia, su motor es el dinero.

Estudios muestran que las organizaciones criminales están usando cada vez más los medios de comunicación modernos para atraer a las víctimas mediante el engaño.

Todos somos responsables del dolor de quien vive la trata, nuestro silencio o ignorancia acerca de este tema han creado las circunstancias para que prolifere este negocio.

¡Juntos contra la trata! Solo juntos podemos derrotar esta plaga y proteger a las víctimas. La oración es la fuerza que sostiene nuestro compromiso.

Nuestra Iglesia desde hace mucho tiempo se ha involucrado con las víctimas y sobrevivientes, les apoya y está con ellas.

Santa Josefina Bakhita, patrona de las víctimas de la trata, afrontó el dolor de la esclavitud y testimonió la libertad y la alegría del encuentro con el Señor.

La trata es un flagelo que está acabando con nuestras familias y con la alegría de miles de jóvenes que cada día engrosan las cifras con sus cuerpos, los cuales son usados y desechados según la oferta y demanda.

Si sospechas denuncia, debemos hablar e involucrarnos, esa llamada puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte de alguien. la Línea Nacional Contra la Trata de Personas, las 24 horas del día, 7 días a la semana al 01800 5533 000

No permitamos que se normalice la trata, todos somos parte de esta desencarnada realidad, en esencia el problema de la trata son lazos familiares rotos, secuestros, droga, dominación, amenazas y enriquecimiento a costa del cuerpo y dolor de alguien.

IMAGEN PODCAS TRATAOremos para que todos puedan vivir esta alegría y romper las cadenas de la esclavitud.