¡CANSADOS!

Sin lugar a dudas la ciudadanía está cansada de ser víctima del crimen, los asaltos en la ciudad se cuentan por decenas.

No hay lugar en donde no se cometan actos delictivos y esto realmente está llegando a límites insostenibles.

Muestra de ello fue la nota que circuló en intetnet donde en video se muestra un asalto con “lujo de detalle” dentro de un transporte público.

Dos jóvenes amedrentan y asaltan a los pasajeros despojándoles de sus pertenencias. Al ver estas acciones y descubrir la vulnerabilidad de quienes viajan ahí, surgen sentimientos de impotencia y rabia ante los agresores.

Se bajan con el “motín” y corren, como todos los que cometen actos ilegales, correr para salvarse, irónico.

Horas después se comparte la noticia que los habitantes de Ecatepec comienzan la búsqueda de estos individuos y encuentran su identidad en redes sociales.

Inicia una denuncia ciudadana para dar con ellos. Información valiosa en unas cuántas horas acerca de los “posibles delincuentes” términos que se acuñan para ofrecer igualdad de derechos, aunque siempre he pensado que no estamos en las mismas condiciones las víctimas frente a los victimarios, pero eso es contenido de otro BLOG.

Así que ya dieron con los jóvenes y ahora ¿Qué? Las autoridades ya tienen sus perfiles, tienen el video de los actos ¿En qué va a terminar esto?

Por que si bien es cierto, si no hace nada la autoridad, la ciudadania cansada de que la asalten va a tomar “cartas en el asunto”  y tal vez seamos testigos de un linchamiento o algo parecido.

Si cada quien hiciera lo que le corresponde estoy seguro que la historia de este país sería diferente.

El miedo a ser linchado ahora es el mecanismo que mantendrá a los delincuentes a raya, porque la autoridad ha sido rebasada o está tan lenta y burocrática en sus procedimientos que ya es un órgano obsoleto para las necesidades que requieren los ciudadanos cansados.

Advertisements

LA CAUSA DEL MAL

El violador ¿Sentirá amor al obligar a su víctima?

Un asaltante ¿Disfrutará el motín robado?

El asesino ¿Compartirá con alegría a su familia el dinero que obtuvo por quitarle la vida a otro ser humano?

Un narcotraficante ¿Abrazará a sus hijos sin remordimiento después de envenenar a familias?

Algo ya está muy mal en nuestro mundo.

Acabo de escuchar y ver las noticias, asaltos, robos, violaciones, narcotraficantes y un sinfín de acciones que atentan y dañan a la sociedad, así que todo esto me invita a reflexionar acerca del origen del mal ¿Realmente hay alguna causa? Habría que evaluarlo detenidamente, creo que son muchos los aspectos que incitan a que algunos seres humanos decidan y direccionen su vida por el odio y el rencor.

He tenido la oportunidad de visitar las prisiones de este país por el Ministerio que realizo desde hace más de veinte años y he compartido en las cárceles de hombres y mujeres a quienes les pregunto: ¿Qué fue lo que les llevó hasta ahí? Y la respuesta casi siempre es la misma, se dejaron llevar por sus emociones, no pensaron detenidamente las consecuencias de sus acciones.

cárcel de mujeres

Algo que llama mi atención es que ninguno de ellos y ellas tuvieron la oportunidad de conocer sus virtudes, su potencial. Cuando están privados de su libertad, descubren que pueden llegar a ser buenos compañeros, algunos se dan cuenta que tienen cierta afinidad para la espiritualidad, otros despiertan un talento que desconocían para desarrollar diferentes oficios, de tal manera que ahí, tras las rejas, van descubriendo que tienen habilidades y virtudes únicas. También es cierto que la readaptación social en las cárceles de nuestro país es la mayor enseñanza para convertirse en delincuentes profesionales.

carcel de hombres

¿La causa del mal es la falta de amor en sus hogares? ¿El escaso acompañamiento en la edad infantil? ¿La carencia económica? ¿La falta de educación? Seguramente estamos ante la verdadera causa del mal, vivimos cegados promoviendo leyes, aumentando penas, persiguiendo sin cesar a delincuentes, cuando, deberíamos fijarnos con detenimiento en estos aspectos de la sociedad, las causas que lo originan.

salud-emocional-162

Por supuesto que las noticias y mensajes diarios por Internet nos muestran una sociedad corrompida, agresiva y deshumanizada, hoy más que nunca tenemos que tomar acciones, en caso de agravio hay que denunciar, tenemos que levantar la voz, no debemos vivir con miedo. Es tiempo de identificar y hacer algo concreto por estas causas que originan tanta maldad.

depresion