BESO EL MADERO

Todo se ha consumado, yace ahí el cuerpo del maestro.

Injusticia, tristeza, rebelión, miedo, asesinato, decepción, muerte y muchas palabras se agolpan en mi mente al mirar a Cristo.

Sigo tratando de entender qué fue lo que sucedió ahí en el monte de la calavera; tres cruces y en una de ellas moría un justo, el más justo de los hombres.

Jesús animó, sanó, acompañó y dio esperanza a quienes quisieron escucharle.

Murió en esa cruz, abandonado y con unos cuántos a su lado, nos recuerda nuestro destino final, la muerte.

Nacemos para morir, en ese camino encontramos la vida y con él la eternidad.

Sangre, tortura, blasfemia, burla, saliva y espinas. Fue la promesa del maestro, quienes lo sigan que tomen su cruz.

En silencio y con amor acepto la promesa de Jesucristo, su camino es de dolor y amor, por eso beso el madero.

CRUCES

 

 

Advertisements

TÚ SACRIFICIO

Señor ¿Por qué nos amas tanto? Sin cuestionar tu enorme sacrificio, me he dado cuenta que para muchos seres humanos tu entrega no significa nada, tu mensaje sigue sin comprenderse y tus enseñanzas incomodan a diferentes grupos de poder.

¿Por qué nos amas así? Cuando gran parte de la humanidad te ignora y no quiere comprender tus palabras. Tú sacrificio fue sin duda, entregar tanto amor por nosotros sin esperar retribución alguna, nada a cambio.

image

El mensaje de Dios encarnado fue ignorado, golpeado, burlado y minimizado, en aquel tiempo y en los nuestros, seguimos clamando ¡Barrabás! Y a Jesús ¡Crucifíquenlo!

Seguimos sin comprender, sordos, ciegos, tristes y ofuscados, no queremos ver, ni escuchar, vivimos sin el mensaje esperanzador; para muchos la vida termina aquí en el lugar donde la injusticia, la maldad y el odio sobreabundan. Este mundo sin fe que no sabe a dónde va, que lo único que quiere es exterminar, agotar y acabar con la vida.

image

No sabemos amar, no queremos servir y no deseamos cambiar, entonces ¿Por qué nos amas tanto Señor? ¿Qué viste en cada uno de nosotros que te fascina e inspira?

Maestro Jesús, seguimos velando por nuestros intereses y cambiándote por monedas y besos, continuamos negándote, ocultándonos como lo hicieron tus discípulos. No hemos comprendido nada y además queremos sentarnos en los primeros lugares, experimentar el reconocimiento, después de tantos años, seguimos esperando ese Reino de poder y gloria que jamás saciará nuestras vanidades, no hemos comprendido nada.

image

Contra todo pensamiento, aún así nos amas, nos buscas y con tus enseñanzas nos compartes que vivir es la mejor oportunidad para trascender, servir, ayudar, entregar y dar.

Para quienes queremos comprender tú sacrificio, aceptamos que se trata de un misterio insondable, es el amor más profundo que puede existir, es la entrega infinita que el amor puede dar, de manera, que nadie y ningún ser humano podrá volverlo a realizar. Solo Dios, quien ha querido vencer con su propio dolor el mal de la humanidad.

image