NUNCA FALTARON REGALOS

Al estar con mis hijos y experimentar su emoción por la llegada de los Reyes Magos me hicieron recordar lo que mi hermana y yo vivimos en esa infancia tan especial.

Días de alta emoción y de reflexión, ante la duda ¿Nos habremos portado bien? ¿Nos traerán los juguetes que pedimos? ¿Entenderán la carta que escribimos? Un mar de dudas llenaba nuestra cabeza y corazón, era agobiante ir a dormir esa noche y seguro que más de uno de nosotros experimentó insomnio ese Día de Reyes.

Qué días más hermosos y bendita inocencia, aún recuerdo la sensación que experimentaba cuando muy temprano mi hermana Gaby y yo nos despertábamos para ir al encuentro de los tan anhelados obsequios. Nunca faltaron regalos, era tanta la alegría de mi hermana y mía que después de revisar detenidamente lo que nos habían dejado a cada uno, teníamos un momento muy personal y era agradecer al cielo y a los Reyes Magos lo que nos habían compartido. Era algo tan especial agradecer a estos personajes como la misma alegría que sentíamos por ver los regalos en casa.

Fuimos niños privilegiados y bendecidos, agradezco tanto por esa etapa tan maravillosa, me ha marcado y hoy lo recuerdo con mucho amor y por demás agradecimiento.

Entiendo también que las circunstancias de muchas personas no favorecen algunas tradiciones, que a veces es difícil y complicado, lo entiendo y comprendo. Muchos niños no recibirán el tan anhelado regalo, tendrán una experiencia poco grata y hasta alojarán en su corazón rencor y tristeza por estas fechas.

Dios es bondadoso y quien pide con amor y sinceridad recibirá, tener confianza y cercanía en los momentos de necesidad nos permitirá encontrar soluciones frente a los conflictos y necesidades, así es el Espíritu de Dios, creatividad pura.

Que la ilusión no se pierda en este Día de Reyes, que el agradecimiento sea parte de la celebración y que esta hermosa tradición continúe en el corazón de cada niña y niño en muchos lugares del mundo.

Por cierto, no olvides dejar tu carta dentro de un zapato.

reyes magos