A TODAS LAS MAMÁS

“El trabajo de una madre es estar allí cuando sus hijos las necesitan y educarlos para que no las necesiten”.

Por esa entrega de amor silenciosa y las horas de desvelo, por los cambios de planes que todas las mamás hacen y que pocas veces hablan de ello.

Por las preocupaciones cuando la salud en sus hijos no es buena, las mamás sufren en silencio y descansan un poco cuando hay mejoría, realmente siempre están preocupadas.

Cuántas cosas hacen y pasan desapercibidas, son acciones amorosas que ellas realizan y que no buscan ser reconocidas, qué amor tan grande, son capaces de sacrificar todo y decir que no han hecho casi nada.

Ser madre es un privilegio, es un don especial y es una vocación.

Reconocer su labor y decir que no hay cansancio ni enfermedad que pueda detenerlas, es hablar con la verdad.

Ninguna de ellas se ha rendido nunca, todas, absolutamente todas se esfuerzan y entregan lo mejor.

No son invencibles, más bien, son tan sensibles que pueden identificar cuando algo les pasa a sus hijos.

No son perfectas, pero tienen la facilidad de encontrar en la imperfección la belleza y la oportunidad.

Madre hasta la eternidad, porque sus enseñanzas son recordadas siempre, aunque ellas ya no estén.

Sus enseñanzas permanecerán por muchas generaciones.

MAMA3.fw

Preciosa, hermosa y divina mujer

Gaby, mi hermanita, hoy cumples un año más de vida.

Reconozco tus logros, celebro tus triunfos y me alegra saber que eres una persona con determinación, sin duda, con un gran corazón.

Deseo que siempre luzcas con esa sonrisa en tu rostro y esa actitud positiva ante los problemas, elevo mis oraciones a Dios para que tengas una larga vida.

GABY FOTO 1

Recuerdo tantas anécdotas y experiencias que hemos vivido juntos, las cuales quedarán en nuestra mente y por supuesto en nuestra historia, de manera imborrable.

Como hermanos hemos afrontado momentos difíciles y los hemos superado con la única fuerza indestructible la del amor.

Sigue cumpliendo tus sueños, continúa con tu vocación y cuenta siempre con mi apoyo, somos compañeros de vida, somos hermanos.

Ahora que nuestros padres ya no están físicamente, sabemos que nos acompañan con su espíritu. Nuestra madre con su estilo tan particular te desearía lo mejor y después, tan emocionada hubiera llorado.

Gaby con mamá foto 2

Nuestro padre diría: -¡Felicidades preciosa, hermosa y divina mujer!

En este día tan especial quiero recordarte: ¡Gaby te quiero mucho!