A TODAS LAS MAMÁS

“El trabajo de una madre es estar allí cuando sus hijos las necesitan y educarlos para que no las necesiten”.

Por esa entrega de amor silenciosa y las horas de desvelo, por los cambios de planes que todas las mamás hacen y que pocas veces hablan de ello.

Por las preocupaciones cuando la salud en sus hijos no es buena, las mamás sufren en silencio y descansan un poco cuando hay mejoría, realmente siempre están preocupadas.

Cuántas cosas hacen y pasan desapercibidas, son acciones amorosas que ellas realizan y que no buscan ser reconocidas, qué amor tan grande, son capaces de sacrificar todo y decir que no han hecho casi nada.

Ser madre es un privilegio, es un don especial y es una vocación.

Reconocer su labor y decir que no hay cansancio ni enfermedad que pueda detenerlas, es hablar con la verdad.

Ninguna de ellas se ha rendido nunca, todas, absolutamente todas se esfuerzan y entregan lo mejor.

No son invencibles, más bien, son tan sensibles que pueden identificar cuando algo les pasa a sus hijos.

No son perfectas, pero tienen la facilidad de encontrar en la imperfección la belleza y la oportunidad.

Madre hasta la eternidad, porque sus enseñanzas son recordadas siempre, aunque ellas ya no estén.

Sus enseñanzas permanecerán por muchas generaciones.

MAMA3.fw