DON RAFA

Desde muy temprano he estado pensando en él.

Recuerdo que por las mañanas se despertaba y se preparaba un café negro con una pieza de pan, era su primer alimento del día y así lo hizo durante muchos años hasta que su enfermedad se lo impidió.

La gente que lo conoció por primera vez, decía que tenía gesto serio y hasta de enfado. Una vez que lo tratabas descubrías a un ser humano franco y de sonrisa amplia.

Su manera de expresarse fue tan especial y quien le escuchó jamás quedó indiferente, siempre se quedaban en nuestra memoria sus anécdotas siempre con frases imborrables.

Hace dos años mi hermana, familia, amigos y yo le despedíamos en su viaje final, con tristeza y profundo dolor. Hoy elevo mi sincera oración por mi padre, un ser humano excepcional y único.

Mi padre y mi guía, don Rafa ¡Le quiero y extraño!IMAGEN DON RAFA

 

 

Advertisements

DON RAFA

¡Cuánto se le extraña! Su ausencia es grande en nuestra familia, extraño de él  tantas cosas, en especial su esencia.

Mi padre era un hombre con gran sentido del humor y de carácter fuerte, bien podría afrontar los problemas o darles una salida muy creativa.

Papá, Don Rafa como le decía, siempre tuve su apoyo para todo lo que me proponía, jamás cuestionó ninguna de mis acciones, más bien disfrutaba y celebraba conmigo cada logro y nunca me faltaron sus palabras de aliento y compañía si algo no marchaba bien.

Gracias a mi padre aprendí el gusto por la música y vaya que sabía del tema, desde música clásica, tropical y contemporánea. Aunque era bien sabido que le gustaba la cumbia, salsa y el  “guaguancó” (música cubana) eran su pasión, siempre le gustó bailar.

Hoy que se celebra el Día del Padre, le extraño tanto y cuánta falta nos hace, entre otras cosas sus guisados que hacía con tanto cariño y esmero, quienes degustamos sus creaciones reconocíamos que sabían a amor.

Fue maravilloso tenerle como padre, mi padre. Ahora mis oraciones para él y mi agradecimiento absoluto porque a su lado nada nos faltó.

Hasta la eternidad Don Rafa, nos veremos en ese hermoso lugar destinado a quienes nos hemos amado con profundo cariño en esta tierra ¡Gracias Papá!

PAPÁ en Toscana