Preciosa, hermosa y divina mujer

Gaby, mi hermanita, hoy cumples un año más de vida.

Reconozco tus logros, celebro tus triunfos y me alegra saber que eres una persona con determinación, sin duda, con un gran corazón.

Deseo que siempre luzcas con esa sonrisa en tu rostro y esa actitud positiva ante los problemas, elevo mis oraciones a Dios para que tengas una larga vida.

GABY FOTO 1

Recuerdo tantas anécdotas y experiencias que hemos vivido juntos, las cuales quedarán en nuestra mente y por supuesto en nuestra historia, de manera imborrable.

Como hermanos hemos afrontado momentos difíciles y los hemos superado con la única fuerza indestructible la del amor.

Sigue cumpliendo tus sueños, continúa con tu vocación y cuenta siempre con mi apoyo, somos compañeros de vida, somos hermanos.

Ahora que nuestros padres ya no están físicamente, sabemos que nos acompañan con su espíritu. Nuestra madre con su estilo tan particular te desearía lo mejor y después, tan emocionada hubiera llorado.

Gaby con mamá foto 2

Nuestro padre diría: -¡Felicidades preciosa, hermosa y divina mujer!

En este día tan especial quiero recordarte: ¡Gaby te quiero mucho!